Tras afeitados en la zona íntima a menudo aparecen pequeños granos y picor en los lugares afeitados:¿puede resultar útil usar Deumavan® en este caso?

Cada tipo de afeitado provoca pequeñas lesiones que ya resultan molestas. Además, las zonas con vello están muy pobladas de bacterias (o también hongos) y las heridas abiertas o lesiones constituyen una zona de multiplicación óptima. Recomendamos que proceda del siguiente modo al afeitar su zona íntima: Lave previamente la zona del vello con la loción limpiadora Deumavan®, esto reduce la cantidad de posibles gérmenes que provocan inflamaciones. Utilice una cuchilla nueva cada vez que se afeite. Lubrique ligeramente la piel tras el afeitado con la loción corporal Deumavan® o la pomada de cuidado íntimo Deumavan® y deje que ésta la absorba. El vello en la zona de las raíces es especialmente fuerte y se afila con el afeitado. La grasa evita que los gérmenes penetren en las heridas y conserva la piel suave y elástica. En caso necesario, vuelva a lubricarla.